in , , , , ,

Argentina: La Rural reabre sus puertas para recibir a las ferias presenciales

Entre sus primeras ferias presenciales, la sede de Palermo, abrirá sus puertas a la Feria Internacional de Turismo, a desarrollarse desde el próximo 4 hasta el 7 de diciembre.

La Rural vuelve “con todo” para que las ferias presenciales tomen su ritmo habitual. Para este regreso revela su estrategia para recibir nuevamente al público.  Con más de 135 años de historia, esta institución emplazada en el predio ferial del barrio porteño de Palermo, es el principal centro de encuentros de la Argentina y uno de los principales de América latina. Cuenta con una ubicación privilegiada en Buenos Aires, de la que se extienden sus 45.000 m2 cubiertos y más de 8.000 m2 de espacios verdes al aire libre, además de un estacionamiento subterráneo para 1.000 autos. Antes del parate de actividades a causa de la pandemia del coronavirus,  era el polo de atracciones culturales, empresariales y sociales.Si bien en el mes de octubre, La Rural reabrió sus puertas a las tradicionales exposiciones, a la que asistieron más de 130 mil personas. Este 4 de diciembre hasta el 7 recibirá a participantes de todo el mundo en sus instalaciones, donde se llevará a cabo la la tradicional Feria Internacional de Turismo (FIT);  y el 11 y 12 de ese mes, la Expo Manos y Uñas & Make Up. Ya para 2022, se anuncian la Exposición Rural en julio, Argentina Oil & Gas Expo en marzo; la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires en abril, entre otras actividades.

Claudio Dowdall, director general del predio ferial de La Rural, explica el diseño de la estrategia trazada por esta empresa para el regreso a las ferias presenciales y el rol que tiene la tecnología en ese retorno.

-¿Cómo coexisten hoy los diferentes formatos de las ferias? Me refiero al presencial, el virtual y el híbrido.

-Si bien la presencialidad y la virtualidad conviven en armonía, cada evento o feria que ocurren en el predio nos confirman que el cara a cara es ineludible. Durante la pandemia el formato virtual fue la forma que las empresas y mismo nosotros, encontramos para mantener la agenda, sostener la llama del encuentro a pesar de las circunstancias. El evento híbrido es una realidad. Sin embargo hoy, y a medida que se van habilitando las actividades, la presencialidad resurge con más fuerza. Todos esos meses que no pudimos vernos cara a cara hacen que hoy el encuentro físico se revalorice.

Sabiendo que, a partir de ahora, tendrá un complemento con lo virtual, que permitirá una mayor accesibilidad a los contenidos, sobre todo en los congresos y eventos de público profesional pero que no lo reemplaza. Incluso ya hemos visto esta dinámica en Expo Cannabis, un evento presencial con apertura al público general donde también hubo una fuerte impronta virtual en diferentes disertaciones, amplificando de este modo los acontecimientos.

En cuanto a los congresos, más que nada en los internacionales, es posible que haya una elección más equitativa de tener formatos híbridos en su organización, justamente por el público profesional al que apuntan, muchas veces provenientes de otras ciudades e incluso países. Sin embargo, no creemos que haya un reemplazo total. En la industria en general y quienes habitualmente la consumen, coincidimos que la presencialidad es parte central de nuestra industria.

-¿Cuáles de estos tres formatos tiene mayor ritmo de crecimiento en esta segunda mitad del 2021?

-Las ferias presenciales volvieron a ganar el terreno que en su momento las etapas más restrictivas de la pandemia le restaron. En el primer semestre del 2021 y durante casi todo el 2020, el formato virtual y posteriormente el híbrido, fueron los que sostuvieron la agenda.

Sin embargo, en el mundo de los negocios el encuentro cara a cara tiene mucho valor. Los acuerdos comerciales se cierran en ese ida y vuelta in situ. Nuestra cultura es así, nos gusta juntarnos, vernos, conversar, probar el producto, verlo, sin intermediarios ni pantallas. El networking presencial es insustituible. Y esto va acompañado de las flexibilizaciones que se vienen dando luego de las restricciones por la pandemia. La gente está ávida del reencuentro.

 

-A medida que se flexibilizan las medidas contra la pandemia del coronavirus, ¿cómo viene el retorno de la presencialidad a las ferias?

-La presencialidad es una realidad. En octubre volvimos a recibir al público general en ferias como BADA y Expo Cannabis, con 130 mil visitantes. Y para el año próximo tenemos en agenda más de 30 ferias. Tendremos un 2022 intenso.  Es importante destacar que, respetando los protocolos, en un espacio acorde y adaptado y con los profesionales adecuados a cargo, es posible volver a cualquier actividad.

-¿Persisten los temores sanitarios de expositores y visitantes o la pulsión y la necesidad del contacto cara a cara es más fuerte que esos temores?

-Las primeras ferias que tuvimos con público técnico en septiembre (Expo Primavera Criollos y Argentina Ovina) fueron una especie de termómetro. Allí medimos el comportamiento del público y pudimos ver la necesidad del encuentro con un total respeto por las normas y protocolos, pero sin temor.

-¿Qué rol tiene la tecnología para el regreso del formato presencial a las ferias?

-La tecnología es un aliado importante como siempre lo ha sido. Permite amplificar el alcance de los contenidos que se viven en las experiencias presenciales. Colabora en derribar barreras geográficas, potenciando el alcance.

-¿La Rural apostará por un formato híbrido de ferias para ampliar su alcance?

-La virtualidad es un complemento que permitió expandir nuestros contenidos, derribar barreras geográficas y eso es muy positivo. Sin ir más lejos, durante el 2020 lanzamos «La Rural Live» en alianza con nuestro proveedor de técnica Congress Rental; un producto que justamente, apuntaba a resolverle al cliente la necesidad de generar eventos con un formato 100% virtual o híbrido. Pero sin dudas, el encuentro presencial seguirá siendo el protagonista y las plataformas digitales un complemente que multiplica.

-En 2022 regresarán la Exposición Rural y la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. ¿Cómo se preparan para esas mega actividades?

-Hay mucha expectativa. Son dos exposiciones emblemáticas, que en un contexto normal reciben más de un millón de visitantes cada una. Por eso los recaudos y protocolos para su desarrollo se duplican, para que se puedan disfrutar al máximo.

El público quiere volver a vivir cada una de estas exposiciones como solía hacerlo: disfrutar de los espectáculos, capacitarse, tomarlo como un espacio de recreación. Y los expositores quieren hacer negocios, actualizarse…

Por eso estamos trabajando codo a codo con cada uno de los actores que hacen posible estas ferias y llevarle al público la experiencia que merece con el máximo recaudo que el momento requiera.

Fuente:iprofesional.com

 

Uruguay evalúa el impacto de la Copa Libertadores en el turismo

Efectúan foro abierto sobre soluciones para recuperación del turismo vietnamita