in , , ,

España: el turista nacional supondrá el 77% del total de viajeros en el verano 2021

Según un informe de Braintrust

El viajero nacional volverá a ser la clave para la recuperación turística, De hecho, si se cumplen los planes del Gobierno español de tener inmunidad de grupo para el verano, el turista español alcanzará un peso del 77% en el número total de viajes que se realicen en la próxima temporada estival, según las conclusiones de la nueva oleada del Barómetro Turístico realizado por la consultora Braintrust. El estudio recuerda que en 2020 el peso del turismo nacional fue del 84% sobre el total de viajes, frente al 16% del extranjero, cuando en años pre-pandemia la relación era de 68% españoles y 32% internacionales.

Aunque podría haber algunas restricciones de movilidad local, tras el fin del estado de alarma, se prevé que, ante la demanda contenida y el ahorro generado durante todos estos meses de escaso gasto en ocio, se dispararán las reservas. En este contexto, la citada consultora prevé que el mercado nacional supondrá el 77% de todos los desplazamientos vacacionales que se registren en la próxima temporada estival.

También el turismo internacional ganará peso en 2021, con una estimación para este verano del 50% de visitantes sobre los niveles pre-pandemia. De este modo, su peso llegará al 23%, en función del ritmo de los programas de vacunación de los países emisores y de una coordinada desescalada entre los diferentes países, así como de la puesta en marcha del certificado verde digital.

El informe destaca que el pasado año, el gasto del turista español alcanzó el 56% de los niveles pre-COVID (de 48.066 millones a 21.135 millones de euros)

En lo que se refiere a los destinos, se mantienen las tendencias que aparecieron en la pandemia: nacionales de naturaleza, hoteles pequeños y rurales y en coche particular

Según la consultora, la mayoría de los viajes de los españoles tendrán lugar en el territorio nacional. Aunque se avance en la vacunación, el viajero se sigue mostrando prudente, destacando los destinos de naturaleza, bien sean de playa, con el 55%, y/o montaña, con el 41%, frente a los destinos urbanos que siguen estancados por debajo del 25%.

Los espacios abiertos, como las playas, con el 55%, y/o la montaña, con el 41%, entre los destinos más solicitados.

Habrá una preferencia por hoteles pequeños y rurales, por viajar en coche propio, buscando la seguridad sanitaria. El uso de las segundas viviendas llegará casi al 21%, motivado por un componente económico pero también por la necesidad de restablecer la normalidad en las vidas de los españoles.

En su nueva oleada, el Barómetro Braintrust destaca el auge de las ciudades pequeñas, que ganan terreno a las grandes y contextos urbanos de gran magnitud, tanto en España como en Europa, a las que todavía les queda un tiempo hasta llegar a los niveles anteriores a la COVID-19.

El cambio de tendencia de los destinos tradicionales y masificados hacia enclaves más diversificados y sostenibles «equilibrará nuestro modelo turístico hacia la sostenibilidad socioeconómica, medioambiental y territorial corrigiendo desequilibrios pasados”, señala José Manuel Brell, codirector del Barómetro Turístico y socio responsable de la práctica de Estudios y Modelos Cuantitativos en Braintrust.

La estacionalidad

En su análisis, la consulta ha elaborado un índice de estacionalidad del turista nacional y su gasto por comunidad autónoma, que ofrece una imagen del modelo económico por regiones. Además, identifica qué comunidades tienen más recorrido en la sostenibilidad económica y de empleabilidad, aspecto fundamental en el Plan de Modernización y Competitividad Turística de la Secretaria de Estado de Turismo.

Baleares, Asturias, Comunidad Valenciana, Cantabria, Galicia, Andalucía y Murcia son las regiones con mayor índice de estacionalidad, lo que refleja que el gasto realizado por los viajeros españoles no se reparte a lo largo de todos los meses del año. Por tanto, de acuerdo con la consultora, cuentan con un modelo mejorable en cuanto a su sostenibilidad económica.

Por el contrario, en Madrid, Castilla-La Mancha, País Vasco, Aragón, Navarra y Cataluña dicho gasto es más similar mes a mes y no dependen tanto de la masificación y concentración de sus visitas para sostener su infraestructura económica y mantener el empleo turístico a lo largo de todo el año.

Según Ángel García Butragueño, codirector del Barómetro Turístico y director de Turismo en Braintrust, nada volverá a ser igual tras esta crisis sanitaria por lo que “los destinos españoles deben orientarse al turismo de calidad en lugar de buscar un turismo de cantidad, como nos pasaba año tras año antes de la pandemia”.

fuente: Hosteltur.com españa
foto eduardo-fernandez

La Organización Mundial del EnoTurismo lanza el II GWTOtalks

8 imperdibles de Mendoza, el paraíso del vino argentino