in , , ,

La CE etiqueta como verdes algunas inversiones en gas y energía nuclear

En plena transición energética genera controversia la medida en Europa.

De acuerdo a las reglas propuestas por la Comisión Europea, las inversiones en algunas plantas de energía nuclear y de gas serán etiquetadas como sostenibles. Se trata de un plan que ha dividido a países e inversores, y que algunos legisladores intentarán bloquear. “Bajo condiciones estrictas, el gas y la energía nuclear pueden actuar como puente hacia un sistema energético más verde como actividades de transición”, manifestó en la red social Twitter, el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis. Sin embargo, la comisaria europea reconoce que esta propuesta “no es perfecta” pero “es lo que hay”.

Por ejemplo Bruselas tardó más de un año en decidir si el gas y la energía nuclear deben contar como inversiones verdes en la taxonomía de la Unión Europea (UE), Se apeló a un libro de reglas para guiar las inversiones para ayudar a recaudar las cantidades masivas de capital privado necesario para cumplir con los objetivos de cambio climático de la UE.

En las reglas finales publicadas días pasados, las plantas de energía a gas serían etiquetadas como verdes en esta década alcanzarán un límite de emisiones de 270 g de CO2 equivalente por kWh, o si tuvieran emisiones anuales por debajo de 550 kg CO2 por kW durante 20 años. Lo que podría incluir plantas de gas con emisiones de CO2 relativamente altas en la actualidad, siempre que cambien a gas con bajo contenido de carbono o reduzcan sus horas de funcionamiento en años posteriores.

Las plantas de gas también deben cambiar para funcionar con gases bajos en carbono para 2035. Se eliminó un requisito en un borrador anterior, para que las plantas comiencen a cambiar en 2026. Las nuevas plantas nucleares deben recibir permisos de construcción antes de 2045 para obtener una etiqueta de inversión verde y estar ubicadas en un país con un plan y fondos para eliminar de manera segura los desechos radiactivos para 2050.

Frentes opositores

La etiqueta verde de energía nuclear y gas se enfrentó a la oposición en múltiples frentes, de sus asesores expertos en las reglas y de algunos inversores y países, lo que refleja una grieta más amplia entre los gobiernos sobre el camino para cumplir el objetivo de la UE de cero emisiones netas para 2050. Con tan sólo un periodo de cuatro meses, los países de la UE y el Parlamento Europeo podrán bloquear potencialmente las reglas, lo que podría ser realizado por una gran mayoría de 20 de los 27 países de la UE -un umbral que se considera poco probable- o por la mayoría de los legisladores. Los legisladores verdes de la UE dijeron el miércoles que harían campaña por los 353 votos necesarios para bloquear la propuesta, y ya tenían aproximadamente 250.

Consultado sobre el tema el legislador verde alemán Michael Bloss dijo que “todavía hay una posibilidad de detener esto”.  Austria y Luxemburgo amenazaron con emprender acciones legales si la energía nuclear obtiene una etiqueta verde, citando preocupaciones sobre accidentes y desechos nucleares. Los estados pronucleares, incluida Francia, dicen que la energía nuclear libre de CO2 es crucial para cumplir los objetivos climáticos. El gas es igualmente divisivo, con Polonia y Bulgaria entre los estados que dicen que se deben alentar las inversiones en gas para eliminar gradualmente el carbón más contaminante. 

Dinamarca, Irlanda y otros dicen que etiquetar el combustible fósil como verde socavaría el liderazgo de la UE en la lucha contra el cambio climático. Si se aprueba, las reglas de gas y nuclear se aplicarían a partir de enero de 2023, cuando los proveedores de productos financieros deben revelar qué parte de sus inversiones cumplen.

Fuente:cadenaser.com

Con un pasaporte Covid con vigencia de nueve meses se podrá viajar por la UE

Punta Cana: sin carnaval este año