in , , , ,

La Gran Marcha hacia la cooperación turística Argentina – China

De acuerdo a la Organización Mundial del Turismo (OMT), el «turismo es un fenómeno social, cultural y económico relacionado con el movimiento de personas a sitios distintos de sus usuales lugares de residencia, siendo el placer la motivación principal». Posterior a Política de Reforma y Apertura Económica iniciada por Deng Xiaoping en 1978, el turismo en China se ha desarrollado rápidamente y se ha convertido en una actividad económica de gran significancia.

Como sucede con otros aspectos económicos y sociales en el país asiático, el turismo ha sido abordado a través de una variedad de iniciativas, medidas políticas y planificaciones a distintas velocidades, lo que le ha permitido convertirse en uno de los mercados más codiciados por la industria del turismo mundial. Por este motivo la mayoría de los países están adaptando sus capacidades para recibir al turismo procedente de China.

Según datos de la OMT, el gasto de China en turismo internacional fue de 277,3 mil millones en el 2018, realizado en 150 millones de viajes, con un gran aumento en relación al 2010, donde el gasto fue de 54,9 mil millones de dólares. De acuerdo a la Academia de Turismo de China, los turistas chinos realizaron 155 millones de viajes internacionales en 2019, un 3,3 % de aumento interanual.

Por otro lado, el turismo interno chino muestra indicadores espectaculares durante los últimos años. Para citar un ejemplo, durante las vacaciones de ocho días de la llamada ¨Golden Week¨ de 2019, días festivos posteriores al Día Nacional, en conmemoración de la Fundación de la República Popular, se realizaron 637 millones de viajes internos, generando ingresos turísticos totales por alrededor de 70,5 mil millones de dólares, de acuerdo al Ministerio de Cultura y Turismo chino.

Actualmente, viaja al exterior alrededor del 10% de la población china. Las tendencias de la OMT prevén para el año 2027 un total de 300 millones de turistas, con significativos cambios en la forma de viajar y en los destinos elegidos. A pesar de que a América Latina llegan aproximadamente el 0,2% de los viajeros, se destaca el gran potencial del mercado. En los últimos años, de acuerdo al IMPROTUR, Instituto Nacional de Promoción Turística, Argentina ha logrado posicionarse como el país más visitado de Sudamérica, participando con el 28% de las llegadas de turistas chinos, Brasil en el segundo lugar con el 22%, Perú tercero (14%) y Chile cuarto (13%), ubicando a nuestro país en el puesto 52° de los más visitados.

A pesar de la gran distancia geográfica, cultural e idiomática de nuestros países, a medida que China se fue abriendo al mundo y se generaron convenios con nuestro país, se comenzó a promocionar los destinos argentinos con el objetivo de aumentar la cuota de mercado. El número de turistas chinos que llegaron se duplicó del 2015 al 2019, alcanzando a los 76.000 turistas. Cuando se retorne normalmente el turismo internacional posterior a la pandemia, incrementar significativamente este número de turistas chinos recibidos generará enormes beneficios para nuestro país, en términos de ingresos de divisas, generación de empleo, desarrollo de económicas regionales, y conocimiento entre ambos pueblos.

El Plan de Acción Conjunta entre el Gobierno de la República Argentina y el Gobierno de la República Popular China, firmado por Cristina Kirchner y Xi Jinping en 2014 y renovado en 2019, extendiendo su vigencia hasta 2023, establece en su Artículo 19 la necesidad de incrementar los vínculos en el área de turismo, mediante la capacitación, comunicación e inversiones en el sector turístico, propiciando acciones destinadas a la promoción.

Desarrollar capacidades para la promoción y la recepción de turistas chinos es un factor clave para el exitoso desarrollo de la cooperación en materia de turismo para los próximos años. Formación en aspectos culturales y sociales, habilidades lingüísticas, conocimiento de necesidades específicas de los turistas chinos y las características del mercado, herramientas de comercialización y promoción, entre muchos otros factores, son aspectos realmente importantes para que el vínculo de confianza y amistad entre ambos pueblos se traduzca en un desarrollo en materia turística.

Los turistas chinos cuentan con características particulares que es importante conocer y profundizar. Para mencionar algunos aspectos, cada vez son turistas más experimentados que requieren mayor sofisticación en la calidad de los servicios. Dado el gran nivel de seguridad que se vive en China, son personas altamente sensibles a estas cuestiones que pueden afectarlas, y acorde a su propio desarrollo, su relación con la tecnología es intensa y la búsqueda de la eficiencia en el ejercicio del turismo es una relación interesante para profundizar, dado nuestros distintos patrones socio culturales en la relación con el ocio.

El Ministerio de Deportes y Turismo de la Nación, junto con CLEPEC, se encuentra desarrollando un exitoso programa de formación denominado ¨Turismo Receptivo en Clave China: estrategias socioculturales para su desarrollo¨. La demanda ha superado las expectativas y finalmente setenta seleccionados se encuentran participando de la primera edición: agentes, empresarios, guías, funcionarios de áreas relacionadas, docentes, investigadores, entre otros, están cursando el programa de forma sincrónica y asincrónica.

Asimismo se destaca el trabajo que ha realizado durante los últimos años el Ente Oficial Regional de Turismo – Patagonia Argentina, con la asesoría de CLEPEC, junto con medios de comunicación y universidades argentinas y chinas, para la promoción en el país asiático de unas de las regiones más bellas del mundo. Algunas universidades, que por naturaleza son las instituciones generadoras del conocimiento para el desarrollo futuro, como la Universidad Nacional de Quilmes, Universidad Nacional de Tierra del Fuego, Universidad Nacional de Rafaela, Universidad Nacional de San Martin, Universidad Provincial de Ezeiza, entre otras, se encuentran haciendo un importante trabajo de vinculación, investigación y formación en materia de cooperación turística con China.

China dispone de 440 millones de personas de clase media con ingresos comparables al de los norteamericanos y se estima que para 2025 alcanzaría los 800 millones. Para el centenario de la fundación de la República Popular, China se constituiría totalmente en una sociedad socialista moderna, de clase media acomodada. Sin lugar a dudas el incremento de la renta media de los hogares chinos es una de las principales causa del aumento en el turismo internacional de sus ciudadanos, pero también es importante resaltar la apertura cultural y educativa que ha tenido el país durante los últimos 42 años, que ha generado las motivaciones y el interés por conocer sobre otros países del mundo, sus paisajes, costumbres, comida, lugares históricos, etc. Este camino recién comienza y debemos entender los cambios recientes y prepararnos para los posteriores, para no dejar pasar oportunidades que beneficien a ambos países.

El futuro ingreso de nuestro país a la Iniciativa de la Franja y la Ruta será un hecho trascendental para que el turismo y los intercambios entre los pueblos puedan fomentarse, bajo una plataforma global de apertura y conectividad. La cooperación entre gobiernos locales, organizaciones intermedias y de la sociedad civil de Argentina y China forma también una base sólida para el crecimiento constante del turismo sustentable y beneficioso.

Mayor colaboración entre organizaciones intermedias, como cámaras de comercio, gobiernos provinciales y municipales, universidades, asociaciones de becarios y ex becarios, clubes deportivos, medios de comunicación, asociaciones juveniles, etc. son aspectos cooperativos fundamentales para generar tanto el interés por visitar el otro país como colaborar institucionalmente en generar las herramientas para concretar los intercambios de personas.

La participación de Gobiernos, entes, organizaciones y empresas en la Exposición Internacional de Importaciones de China (CIIE) de Shanghai, la Feria Internacional de Turismo de Macao, la Feria internacional ITB China, o la Feria Internacional de Comercio de Servicios de Beijing, entre otras, son todas acciones necesarias y con gran impacto para hacer conocer los destinos argentinos a los operadores chinos, funcionarios y público en general. Aún hay mucho trabajo por hacer en difundir y promocionar los destinos de Argentina en las distintas provincias chinas, tanto de forma online como offline.

Argentina ha iniciado un camino de intensa colaboración con China, donde mayor acercamiento cultural y comunicación entre los pueblos fomentará en gran medida el turismo. De nuestra parte es importante avanzar en investigación para desarrollar estrategias de segmentación y articulación intersectorial (deporte, negocios, educación, productos regionales, cine, gastronomía), inversión en infraestructura, desarrollar las capacidades en chino mandarín de los jóvenes y continuar un camino de formación y capacitación para que los intercambios turísticos se basen en un conocimiento de la otra parte, generando beneficios sociales, culturales y económicos en ambos países.

* Director de CLEPEC – Centro Latinoamericano de Estudios Económicos y Políticos de China. Magister en Cooperación Económica Internacional por la Universidad de Economía y Negocios Internacionales de Beijing (UIBE).

 

fuente: Gonzalo Tordini, Pagina12

Ministro de Turismo de Brasil realizó un repaso sobre el escenario turístico en el país

Foro Hosteltur 2021: en Madrid el 13 de mayo en formato presencial y online