in , , ,

Más de 15.000 vacantes de empleos en turismo en España

El turismo acapara la mitad del empleo en 2022 pese a la falta de cualificación.

Desde el Consejo Mundial de Viajes y Turismo alertan de que la salida de este sector de la crisis tras la pandemia dependerá de la especialización laboral.

Por María Blanco 

Es sabido que el sector del turismo concentra más de la mitad del empleo en la primera mitad de 2022 a pesar de la escasez de personal cualificado. Este auge de la demanda asociada al final de las restricciones tras la pandemia ha favorecido la ocupación de este mercado, que ha registrado 391.343 trabajadores activos más entre abril y junio respecto a las mismas fechas del ejercicio de 2021, lo que representa más de la mitad de los nuevos puestos de trabajo. 

Las cifras son registradas por el Instituto de Turismo de España (Turespaña), que informa que los números superan en un 0,8% a la del año previo a la pandemia con un total de 2,7 millones de trabajadores y pone de manifiesto la “temprana” recuperación del turismo. 

Los datos de Turespaña arrojan también el descenso del desempleo en España por quinto trimestre consecutivo en las actividades relacionadas con el sector. 

En el momento actual, la tasa de paro del turismo ronda el 8%, hasta los 235.473 desempleados, cifra inferior a la contabilizada en las mismas fechas de 2019, cuando rondaba el 11%. 

Es decir que la ocupación ha aumentado tanto en asalariados como en autónomos, además de que en todas las actividades relacionadas con el mercado de los viajes, destacando la hostelería por la mejora de servicios de comidas y bebidas y de alojamiento.

Aunque si bien es cierto que el desempleo en esta fracción del mercado ha disminuido en relación con respecto al último año completo sin coronavirus, la realidad es que muchas empresas han lanzado un mensaje de advertencia ante la escasez de personal cualificado, cuya fuerza laboral se ha reciclado durante estos dos años en busca de mejores salarios. 

El cierre de la actividad no esencial por decreto supuso un fuerte varapalo para toda la industria en su conjunto que condujo a la pérdida de alrededor de 202.000 puestos de trabajo (casi un 20%) durante lo peor de la crisis sanitaria. 

El director ejecutivo y socio fundador de Cesae Business & Tourism School, Alberto Peris, se alinea con este SOS y estima que serán unos 16.000 los puestos que se quedarán sin cubrir este año por la falta de trabajadores especializados. 

Esta pérdida no ha logrado recuperarse, a pesar de que, cuando las restricciones se eliminaron, la demanda de viajes sí lo hizo y las personas empezaron a moverse por el ámbito nacional e internacional”, dijo. Asimismo, Peris  aseguró que se debe “apostar por una formación exigente” que se base en exigir a todos los interesados en trabajar en el sector una base de conocimientos necesarios que hagan que “España siga siendo el espejo en el que mirarse cuando se habla del sector del ocio”.

En esta misma línea, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés) advirtió previamente de que la completa recuperación está sujeta a la capacidad de las empresas por captar a personal con las capacidades requeridas o apostar por su formación. En este sentido, ha incidido en que esta variable puede afectar seriamente a la rentabilidad de las compañías.

Por su parte, desde España, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha destacado la “positiva” evolución de la creación de empleo -sin enfatizar en el problema de falta de cualificación-, y ha indicado que los datos reflejan “un comportamiento excelente con una ocupación muy intensa y de calidad”. Al mismo tiempo, Maroto ha hecho hincapi en la situación que atraviesa este país y en la incertidumbre que genera la guerra en Ucrania, así como en sus consecuencias económicas. 

El problema de la especialización en Europa

La falta de personal es un problema que también ocurre en otros países. Por ejemplo, Reino Unido registró durante el segundo semestre de 2021 hasta 1,7 millones de vacantes y prevé una escasez de 15.000 empleados, tras el endurecimiento de los requisitos a la mano de obra temporal para entrar en el país. 

La predicción de Francia se encuentra en la misma línea que la anterior, aunque se aleja en exceso de las cifras de EEUU, que contabilizó el año pasado casi 700.000 puestos sin cubrir, cifra que le convierte en el “país más afectado” por esta situación. 

Con todo ello, de cara a este ejercicio, en el que ya ha recuperado los niveles de empleo de hace tres años, su previsión da una vuelta de tuerca a los datos ya aportados y se estima que solo se quedarán sin cubrir cerca de 480.000 empleos, en medio del fenómeno de la ‘gran dimisión’ que sufre el país norteamericano.

Fuente:lainformacion.com/

Sectur prevé una derrama millonaria durante las “Fiestas Patrias”

El tren más largo en Suiza a la espera de lograr el récord mundial