in , , ,

Panamá destaca el compromiso con el turismo del futuro

El país propone nuevas experiencias turísticas, aprovechando su rica naturaleza, su historia y su cultura.

Panamá volvió a destacar su compromiso con el turismo sostenible firmando la nueva declaración “Transformación hacia el turismo del futuro”. Esto tuvo el respaldo de 11 ministros y altas autoridades del sector de turismo. La misma fue realizada en respuesta al llamado de la Organización Mundial del Turismo (OMT) para que tanto los gobiernos como el sector privado reconsideren el desarrollo intencionado de la industria a medida que esta retoma su actividad y se recupera de los impactos de la pandemia de COVID-19.

Para el ministro de Turismo de Panamá, Iván Eskildsen “nuestra visión del turismo se basa en la sostenibilidad y nos enfocamos en contribuir al empoderamiento de las comunidades, la investigación científica, la regeneración de los ecosistemas y de las culturas locales”, Agregando que: “Panamá se enorgullece de liderar la región con iniciativas continuas para conectar a los viajeros con las comunidades, la cultura y la naturaleza a través de la mejora de la infraestructura y el acceso a experiencias únicas”.

Con el Plan Maestro de Turismo Sostenible 2020-2025 del país, reconocido por la UNESCO como un ejemplo de innovación y sostenibilidad, reactiva la estrategia de Turismo, Conservación e Investigación (TCI) de Panamá para resaltar los tres pilares fundamentales del patrimonio del país. Estos incluyen Patrimonio cultural (cultura multifacética), Patrimonio verde (biodiversidad extraordinaria) y Patrimonio azul (maravillas del océano). 

Entre los ejemplos se destacan el trabajo que la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) está llevando a cabo con las comunidades locales e indígenas para reactivar el turismo en varias áreas del país a fin de ayudar a preservar y sostener el legado biocultural de estas culturas.

En la cuenca del Canal de Panamá, se puede viajar río arriba por el río Gatún para visitar la Comunidad Emberá, uno de los siete grupos indígenas que habitan Panamá. La comunidad da la bienvenida a los visitantes para que comprendan mejor su cultura ancestral y para que conozcan su forma de vida, incluido el arte, la cosmovisión y los rituales. En Bocas del Toro, el Gobierno colabora con las comunidades afroantillanas costeras para destacar la gastronomía única de la región que se origina en las raíces caribeñas y que ha evolucionado durante décadas de influencia local. 

Así también está en marcha un proyecto para desarrollar y volver a habilitar 1000 km de senderos en todo el país, centrándose en la integración de las comunidades locales por el beneficio que obtienen a partir de los senderos y de sus iniciativas para ayudar a mantenerlos. 

“Panamá ofrece miles de experiencias inmersivas únicas que invitan a los viajeros activos a disfrutar de actividades auténticas y vívidas, y que marcan la diferencia en el país a través del turismo”, dijo Fernando Fondevila, director ejecutivo de PROMTUR Panamá. “Desde la conservación de la vida silvestre y los ecosistemas hasta la promoción del crecimiento de las comunidades locales, nuestro enfoque es apelar a la sensibilidad del viajero de hoy para lograr un compromiso inmersivo y el deseo de regresar”.  

En el Parque Nacional Coiba y sus alrededores, la zona de protección marina se amplió mediante decretos ejecutivos para proteger y mejorar la vida marina, lo que posicionó a Panamá como Líder Azul mundial en conservación. Allí, el parque permite que los visitantes aprendan sobre la vida sostenible y que la experimenten a través de las comunidades locales que aún practican la pesca artesanal y lideran proyectos de conservación de tortugas. Otras regiones de interés incluyen la Bahía de Panamá y el archipiélago de Las Perlas, bajo la supervisión del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, que ofrece un refugio para las ballenas que migran cada año, lo que mejora aún más la reputación de Panamá por el espectacular avistamiento de estos animales.

En las Tierras Altas de Chiriquí, donde las comunidades indígenas Ngäbe y Buglé cosechan el café Geisha, el más caro del mundo, el gobierno amplió su circuito del café a fin de incluir una variedad de experiencias turísticas en fincas locales. A través del desarrollo a cargo de la ATP y del Centro de Competitividad de la Región Occidental (CECOMRO), el circuito actualmente incluye 15 fincas cafetaleras con el objetivo de alcanzar 42 fincas una vez finalizado.

Otros países latinoamericanos que se unen a Panamá en la firma de la declaración “Transformación hacia el turismo del futuro” incluyen Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala y Honduras. La declaración también cuenta con el respaldo y la firma de Adventure Travel Trade Association (ATTA), PROMTUR y Jordan Tourism Board.  

Fuente:travel trade caribbean.es

 

Ahora vas a poder vacacionar por $1200 con todo incluido en Chapadmalal o Embalse

La Palma busca en la ITB de Berlín consolidar el turismo alemán