in , , , , , , ,

Turismo Accesible: destinos sin barreras ni limitaciones

La accesibilidad ha pasado a convertirse en un factor más de la calidad turística que aboga por un turismo para todos, no excluyente.

El idioma de la inclusión, es el lenguaje universal en un sistema donde la accesibilidad proporciona las herramientas necesarias para que todas las personas puedan disfrutar de cada lugar, sin obstáculos.

Todo lo que para algunos parece común para otros no lo es tanto.

Llegar a un lugar y descubrir nuevos sonidos, sentir la brisa en la piel, pasear y descubrir recovecos, sentir la naturaleza en los pies, descubrir sabores y nuevas actividades es lo que busca un visitante al llegar a un destino turístico pero, cuando ese lugar es diseñado para algunos y no para otros, es lo que lleva a trazar diseños para proporcionar un espacio seguro y libre. Entendiendo un idioma universal: el de la accesibilidad.

La accesibilidad ha pasado a convertirse en un factor más de la calidad turística que aboga por un turismo para todos, no excluyente.

Comprendiendo que el turismo para todos, es un requisito primordial para que todas las personas puedan disfrutar del mismo, en igualdad de condiciones.

 

La Organización Internacional de Normalización (ISO) ha publicado la primera norma mundial sobre turismo accesible, la ISO 21902 Turismo y servicios relacionados – Turismo accesible para todos– Requisitos y recomendaciones. Se trata de un estándar internacional con las mejores prácticas para que todas las personas puedan disfrutar del turismo sin limitaciones.

Esta primera norma internacional sobre turismo accesible, lideradas por la Organización Mundial del Turismo (OMT), la Fundación ONCE y la Asociación Española de Normalización UNE, han liderado la elaboración de este estándar transversal pionero a nivel internacional, enfocado al turismo accesible a lo largo de toda la cadena de valor de la industria turística.

La norma está también disponible en español como UNE-ISO 21902, tras ser traducida y adaptada al catálogo nacional de normas gestionado por UNE. Está dirigida tanto a los proveedores de servicios y operadores turísticos, como a las administraciones públicas y destinos turísticos.

¿Qué establece?

UNE-ISO 21902 establece los requisitos y recomendaciones para un turismo accesible. Por ejemplo, para que una playa pueda ser considerada accesible debe contar con duchas, aseos y rutas que puedan ser usados por todas las personas.

Las rutas peatonales accesibles en el entorno natural deberían contar entre otros aspectos con un suelo estable continuo y sólido, disponer de señalización y proporcionar detalles sobre el itinerario antes del inicio de la ruta.

Con carácter general en sus comunicaciones escritas, los establecimientos turísticos deberían usar un lenguaje sencillo y claro, siguiendo una secuencia lógica, con imágenes y símbolos gráficos cuando proceda, usando el contraste de colores y tipos de fuentes legibles.

Este estándar aspira a convertirse en una herramienta clave que haga realidad el derecho de todas las personas a disfrutar de turismo y ocio. A pesar de los avances en las últimas décadas, en muchos países aún queda un largo camino por recorrer para que el sector del turismo tenga en cuenta las necesidades de más de 1.000 millones de personas con discapacidad en todo el mundo.

Transformaciones

Debido a cómo los entornos, las infraestructuras y un amplio rango de servicios turísticos han sido concebidos, con frecuencia los turistas con discapacidad se enfrentan a una serie de desafíos que pueden dificultar desde la planificación de su viaje hasta la experiencia en el destino. Esta norma pretende ser una palanca para promover dicho cambio.

A lo largo de 2021 y 2022, la OMT, Fundación ONCE y UNE, junto con expertos, lanzarán una campaña de sensibilización dirigida a sus miembros y asociados, poniendo de relieve la armonización de la oferta turística accesible, a escala global, a través de los estándares.

¿Quiénes elaboraron la norma?

Esta norma de alcance mundial se ha elaborado en el Comité Internacional de Normalización ISO/TC 228 Turismo y servicios relacionados de ISO, en el que la OMT ha coordinado el grupo de trabajo WG14, aglutinando a 85 expertos de más de 35 países y cinco organizaciones relevantes en dicho ámbito, encargados de la elaboración de la norma. Por otra parte, Fundación ONCE ha asumido el liderazgo técnico y UNE la secretaría y coordinación con ISO.

El concepto de accesibilidad supera el paradigma de la eliminación de barreras, por lo que las normas son un derecho de accesibilidad universal, que representa a todos los ámbitos y para todas las personas. Estableciendo que todos los operadores (políticos, económicos y sociales) asuman la accesibilidad para todos. Y en caso de no cumplirla se incurre en un acto de discriminación y una violación del derecho humano.

 

“PatTEA Salamanca”

Entendiendo la accesibilidad como una ventaja no sólo social sino económica, cada vez son más los destinos que ofrecen turismo adaptado. Días pasados, en la provincia de Salamanca, parte de la región de Castilla y León de España, lanzaron una guía para personas con trastorno del espectro autista. Bajo el nombre de ‘PaTEA Salamanca’, ha sido elaborada íntegramente por personas usuarias del Centro de Día Los Cedros, perteneciente a Ariadna.

La guía se pondrá a disposición de las personas con TEA que visiten la ciudad y lo soliciten a través de la Oficina de Turismo, situada en la Plaza Mayor. Contiene referencias a los principales espacios patrimoniales de la ciudad, con diferentes actividades asociadas a cada uno de ellos para hacer la visita más atractiva y adaptada a las necesidades de las personas con TEA. Incluye también una agenda interactiva y adaptable, que les permitirá anticipar las actividades programadas en su visita por Salamanca. Además, contiene un mapa donde se localiza cada punto de interés turístico de la ciudad, una pequeña reseña de los monumentos en lectura fácil y una actividad referida a cada monumento para reforzar su interés.

 Ana Suárez, la primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Salamanca, ha manifestado que “esta iniciativa aúna dos cuestiones muy importantes, como son la puesta en valor del maravilloso patrimonio de Salamanca, y los avances en accesibilidad cognitiva que permitirán que muchas más personas puedan disfrutarlo”.

El destino más recomendado para Turismo Accesible

Mijas, según reconocen los especialistas en discapacidad, está considerado como uno de los municipios andaluces más valorados por personas con movilidad reducida para pasar sus vacaciones.

Playas adaptadas

Dispone de cuatro playas adaptadas que cuentan con certificación de ‘Accesibilidad Universal’. Estas son: La Luna- Royal Beach, El Bombo, Riviera y La Cala. Precisamente esta última fue seleccionada por GNDiario como una de las 10 mejores playas accesibles de Andalucía.

«Además de contar con todo el material necesario para su estancia y el baño, tienen a su servicio socorristas especializados para que les ayuden en todo momento, tanto en el mar con las sillas anfibias como en cualquier circunstancia que se les presente», manifiesta uno de los responsables de los Servicios Operativos e Infraestructuras y Obras.

Esta certificación se suma a una lista de galardones que ya obtuvo la costa mijeña: 9 banderas Q de Calidad, 3 banderas azules, la ISO 140001, centro y sendero azul, así como señales de ‘Andalucía Segura’ y de ‘Safe Tourism Certified’.

Con la convicción de erradicar las barreras arquitectónicas del municipio. Los ediles del lugar dicen que es «hoja de ruta» de su gobierno. En concreto, los operarios del lugar se encargan de:

Adaptar aceras; bajar cotas; actualizar las pendientes de las rampas; colocar losetas especializadas para personas con disfunción visual y aumentar los pasos de peatones inteligentes y los adaptados a vecinos con espectro autista.
Del mismo modo, la normativa ya se tiene en cuenta para nuevas construcciones con el fin de hacer más fácil el tránsito de las personas.

Turismo accesible y juegos paralímpicos

Los Juegos Olímpicos, es uno de los eventos deportivos anuales más esperados, en el que los turistas y servicios turísticos están ansiosos de que este popular acontecimiento dé inicio; desafortunadamente las personas olvidan que existe otro comité olímpico que realiza un esfuerzo inimaginable para poder llevar a cabo un espacio diferente dentro de la misma línea y magnitud de los Juegos Olímpicos pero con una mínima diferencia en su organización: los deportistas son personas con discapacidad. Por eso, hay que recordar que tras haberse desarrollado los Juegos Olímpicos Tokio 2020 (julio y agosto de 2021), también existe otro tipo de juegos: Los Juegos Paralímpicos Tokio 2020 (desde agosto hasta septiembre de 2021).

Ventajas económicas y sociales

Estos juegos realizados oficialmente desde 1960 son celebrados poco tiempo después de las Olimpiadas, son oficiados en las mismas instalaciones deportivas y en los respectivos países anfitriones. 

¿Pero qué importancia tienen para el turismo los Juegos Paralímpicos? Es una oportunidad para este tipo de eventos promover novedosos paquetes y servicios turísticos diferentes a los tradicionales, sin olvidar que se está enalteciendo un tipo de turismo deportivo inclusivo y accesible, mientras se obtiene una ganancia económica de la venta de los servicios turísticos y la más importante es que se promocionan e impulsan actividades de inclusión dentro del entorno social.

App en Brasil

En el 2016 cuando se desarrollaron los Juegos Paralímpicos en Brasil el Ministerio de Turismo de ese país lanzó una aplicación de turismo accesible.

La app que estuvo disponible en portugués, inglés y español en IOS, Android y Windows Phone era una guía de Turismo Accesible donde los 4.350 atletas participantes y sus familiares, provenientes de 176 países, recibían información sobre establecimientos turísticos, museos y atracciones para facilitar el acceso y tránsito a personas con movilidad reducida. Se registraron un total de 532 establecimientos que hasta la fecha poseen una certificación de accesibilidad en el país. 

 

New York City Pass te invita a disfrutar de la Gran Manzana

Morrongo y la Caracola de Benicarló con pasarelas accesibles