in , , , , ,

Turismo Deportivo: la pasión por la aventura y la naturaleza

Explorar, estar en contacto con la naturaleza para el amante del deporte, es como tocar el cielo con las manos. Esto, seguramente llevó a que el turismo piense en un segmento para este tipo de turista, aquel que está interesado en combinar los paisajes con el movimiento.

Con el auge de esta demanda que engloba el turismo con el deporte. Son cada vez más los destinos elegidos por los turistas interesados en actividades deportivas.

Los números que revelan esta demanda, indican que el turismo deportivo global se quintuplicará en una década tras alcanzar 275.000 millones en el 2020.

 

Tras reactivar el sector turístico y, el mundo está volviendo a una nueva normalidad, el deporte apunta a ser uno de los drivers de la expansión de esta industria en la próxima década. La industria mundial del turismo vinculado al deporte apunta a crecer de media un 16,1% al año entre 2021 y 2030. Así se desprende de un estudio elaborado por Allied Market Research, que apunta a que este sector moverá 1,8 billones de dólares (1,5 billones de euros), cinco veces más de lo que generó en 2020.

“El aumento del PIB y la contribución al empleo, la mayor popularidad del turismo deportivo para romper con el estilo de vida monótono, la llegada de la venta de entradas por móvil y el aumento de la capacidad de gasto impulsan el mercado mundial del turismo deportivo”, explica la compañía de estudios de mercado.

Con un año parado, sin actividades deportivas, con cancelaciones de competiciones, cierres de fronteras y restricciones en el medio el sector sufrió un duro golpe, la proyección para el 2022 es que el mercado se recupere por el avance de las campañas de vacunación. Además, se apunta a que los eventos de motor, como Fórmula 1 y MotoGP, sean un driver que impulse el sector. Este tipo de eventos crecerá de media un 17,4% cada año.

El informe destaca que en 2020, el sector movió 323.400 millones de dólares (274.080 millones de euros). Por tipo, el segmento doméstico dominó el mercado en términos de ingresos, contribuyendo a casi tres quintas partes del mercado mundial de turismo deportivo, debido a las fuertes inversiones en infraestructura deportiva y la popularidad del deporte en varios países.

Crecimiento

Sin embargo, se espera que el segmento internacional manifieste un crecimiento medio anual hasta 2030 mayor, con un alza anual del 16,8% en la próxima década, debido al aumento de la renta disponible, la mejora de la infraestructura, las políticas gubernamentales favorables con respecto a los turistas internacionales, y la relación entre los países anfitriones y los aficionados interesados en viajar.

2020

Durante el año de la pandemia, Europa concentraba la mayor cuota de viajes por motivo deportivo, seguida de Norteamérica. El Viejo Continente concentraba el 40% del mercado debido a su elevada población interesada en viajar para ver o practicar deporte. De cara al ciclo 2021-2030, se espera que el mayor crecimiento lo registre la región Asia-Pacífico, con un crecimiento medio anual del 17,7%.

 España golpeada

La métrica que arroja la aseguradora determina que esta industria movió un gasto turístico de 1.618,8 millones de euros en 2020, un 76,3% menos que en 2019, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), desglosados el pasado mayo. A los 776 millones de euros que movió el turismo activo, se sumaron 842,8 millones de euros generados por los viajeros que se desplazaron por España para acudir como espectadores a eventos deportivos. Es una cifra que está a años luz de los 4.585,9 millones de euros de gasto que se generaron en 2019, un año en que todos los eventos se celebraron con público en las gradas y sin limitaciones de movilidad.

La caída del negocio vinculado a este tipo de viajes fue del 81,6%, lo que significa que 3.740 millones de euros se quedaron por el camino debido a la pandemia. No es una cuestión menor, ya que los viajes para ver partidos de fútbol, tenis o grandes premios de Fórmula 1 o MotoGP son el principal driver del turismo deportivo en España. Antes de la pandemia, generaba el 67% del gasto turístico deportivo, mientras que los viajes para practicar deporte (turismo activo) movía el 33% restante.

¿Qué es el turismo deportivo: definición y motivos de su popularidad?

El turismo deportivo consiste en el desplazamiento para presenciar algún evento o con el objeto de practicar una disciplina deportiva. Hay que decir que, en ocasiones, las distancias recorridas superan los miles de kilómetros. Cuanto más mediático sea un evento a nivel internacional, más probable es que haya desplazamientos masivos.

Eso sí, es importante decir que este tipo de turismo es hijo de la globalización. El abaratamiento de los transportes y la aparición de los deportes como fenómeno global han sido elementos decisivos para que hoy se pueda hablar de esta tipología. Disfrutar del deporte es una buena opción para aquellas personas que quieren distraerse.

Por otra parte, no hay que olvidar que el sedentarismo y el estrés son grandes enemigos de la salud en las sociedades avanzadas. El turismo de deportes se convierte, también, en una buena oportunidad para ganar en salud.

Las mejores opciones de turismo deportivo

El turismo deportivo puede ser de varios tipos y, no en vano, hay que tener en cuenta que es una industria que genera un desarrollo económico importante en las zonas que lo practican.

¿Y por qué se generan sinergias? Alrededor de la práctica del deporte hay una industria de materiales especializados, instructores y hoteleros que dan servicio a los clientes. No ha de extrañar, pues, que los turistas deportivos estén bien considerados por la mayoría de la población en los territorios de práctica deportiva.

Las modalidades de turismo de deportes más practicadas y con mayor proyección son:

  1. Senderismo y running

El senderismo y running es una opción interesante si quieres hacer deporte y disfrutar del aire puro. Las zonas de senderismo ideales son sierras de baja dificultad o rutas rurales debidamente señalizadas. El running puede extenderse, también, a otras zonas más urbanas.

Lo cierto es que, en los últimos años, ha habido una extensión en España. La mayoría de los municipios rurales del país han habilitado extensas zonas para que puedas practicar esta disciplina.

  1. Montañismo

El montañismo es una pasión y, aunque en España esta práctica tiene más limitaciones, sigue teniendo su público. Esta disciplina está indicada para personas con una capacidad física determinada que puedan asumir los desafíos.

Algunas zonas idóneas para la práctica del montañismo son los Pirineos, los Picos de Europa, el Teide o las Médulas. En cualquier caso, hay muchos más lugares que se están redescubriendo.

  1. Deportes de invierno

Los deportes de invierno tienen la lógica limitación del tiempo, porque es necesario que nieve. El esquí sigue siendo el deporte rey por excelencia, aunque algunas variantes como el snowboard están ganando peso. Es normal, también, que durante el invierno se practique patinaje sobre hielo en pistas ad hoc en ciudades.

Las sierras con nieve la mayor parte del año son los lugares estrella para estos deportes. Europa cuenta con los Alpes y los Pirineos como zonas de mayor práctica. Hay que señalar, además, que los principales.

  1. Deportes náuticos

Los deportes náuticos están ligados, también, a una cierta climatología. Lo curioso es que, a diferencia de la nieve, existen deportes de invierno y de verano. El invierno es la mejor época del año para practicar el surf. En cambio, el verano es idóneo para la práctica de la vela. La natación puede practicarse durante todo el año.

España cuenta con zonas como el Mediterráneo para la práctica de la vela y el Mar Cantábrico para el surf, sobre todo en otoño e invierno.

  1. Ciclismo

El ciclismo es una práctica que está enfocada a la primavera y el verano. Las marchas cicloturistas son un atractivo indudable para multitud de ciudades. Es importante, sin embargo, saber que el ciclismo se practica en todas las localidades del país y hay amplias zonas de carril-bici.España es uno de los principales países en los que se practica este deporte, junto con Francia, Italia, Bélgica y Holanda. No ha de extrañar, pues, que este sea un destino de turismo deportivo.

  1. Asistencia a eventos deportivos

La asistencia a eventos deportivos es rentable cuando hay una afluencia masiva. Hay que tener en cuenta que un partido de fútbol del Barça o del Real Madrid puede movilizar más de 100.000 personas un mismo día y el equipo Barcelonés genera el 6 % de la ciudad. Lo mismo sucede con las competiciones de Fórmula 1 o de motociclismo. Finalmente, también hay que destacar competiciones como el US Open en el tenis que es la que más personas moviliza en sus 15 días de duración.

Hay varias diferencias en asistencia a eventos deportivos en función de la disciplina o la época del año. En consecuencia, este tipo de disciplinas ha tenido un crecimiento importante y lo va a tener los próximos años.

Conclusión

El turismo deportivo es otra de las posibilidades que ofrece el Sport Business. Hay un crecimiento sostenido y unas sinergias entre los distintos agentes implicados. Este es el motivo por el que hay una colaboración entre empresas, deportistas e instituciones públicas.

La mejora de la formación es fundamental para ir un paso por delante de los competidores y diseñar eventos deportivos, rutas y planes de desarrollo turístico. Este plan de estudios se puede impartir de forma presencial u online. Tienes a tu disposición todo lo que tienes que saber en el ámbito de la gestión deportiva.

Esta formación requiere de un título universitario de Grado y está dirigido a un público multidisciplinar. Lo pueden cursar técnicos de Turismo, directivos de clubes deportivos, gestores de instalaciones deportivas e instalaciones de marketing. Es una forma de aportar un valor añadido y conseguir que el deporte sea rentable si se enfoca como negocio.

 

Fuente:www.2playbook.com

Fuente: www.eae.es

 

SAHIC confirmó el encuentro hotelero de turismo en Panamá para 2022

Vacunas aceptadas para ingresar a Europa y Norteamérica