in , , , ,

Turismo y cambio climático

Opinión de Alfredo Portillo, profesor titular de la Universidad Libre del Ambiente (ULA)

Concluida la Cumbre Mundial sobre el Cambio Climático COP26, realizada en Glasgow (Escocia), con acuerdos, promesas, protestas e inconformidades, con relación a lo que se debe hacer, con mayor o menor celeridad, para paliar el calentamiento global, los diferentes sectores de la economía, la ciencia, la tecnología, la educación, el ambiente, la comunicación, la política y la acción social, retoman sus actividades con nuevos retos y nuevas exigencias.

Uno de los sectores de la economía mundial que tiene enormes retos y exigencias, es el del turismo, por lo que significa el impacto que el cambio climático está teniendo en las actividades turísticas, y la modificación que estas últimas tienen que tener para no agravar aún más la situación. Esto significa que el turismo, ahora más que nunca, debe ser visto en toda su integralidad.

El turismo, como sector de la economía, tiene que ver con la ciencia, a partir de los aportes que ésta hace en materia de conocimiento de los espacios y territorios, características de los climas, estudios psicosociológicos de los potenciales turistas, avances en biomedicina, etc. Al igual que se relaciona con la tecnología, en especial lo que tiene que ver con los medios de transporte y el diseño de construcciones turísticas.

También tiene una estrecha relación con la educación, el ambiente y la comunicación. Nuevos enfoques educativos  para el turismo tienen que ser incorporados, para mejor hacer entender las implicaciones del cambio climático, y su relación con el ambiente físico-natural y con el ambiente humano-cultural, todo esto, como partes de una comunicación mucho más asertiva y pertinente, no simplemente publicitaria.

Y finalmente el turismo, en toda su integralidad, tiene que ver con la política -como politics (ejercicio del poder) y como policy (lineamientos y estrategias)- y con la acción social, porque las actividades necesarias para su desarrollo deben ser parte del ejercicio de gobierno y de los planes de desarrollo, en los diferentes niveles territoriales de los países, sin descuidar el involucramiento y la opinión de las comunidades y movimientos sociales. Todo un reto para el futuro que se hace presente.

Fuente:elnacional.com

Cuba: en Jardines del Rey el turismo “levanta vuelo”

Las provincias del NOA irán en bloque a las ferias mundiales de turismo