in , , ,

Una estatua de 35 metros es la nueva atracción en Brasil

Desplazando al Cristo Redentor de Río de Janeiro, se impone como un nuevo atractivo turístico, la estatua de un Buda de 35 metros convirtiéndola en la efigie más grande del país.

Elaborada con más de 350 toneladas de acero, hierro y hormigón, el monumento de 35 metros de alto y, si se considera el pedestal 38, es la estatua de Buda más grande del hemisferio occidental y una de las más altas del mundo.

Tras varios meses de retraso, propios por las medidas protocolares de la pandemia, se inauguró la obra de Buda en el monasterio budista zen Morro da Vargem, en el municipio brasileño de Ibiraçu.

Sus grandes dimensiones la convierten en la efigie más alta del país, título que hasta ahora pertenecía al Cristo Redentor de Río de Janeiro. 

Concluida su construcción en diciembre de 2020 se practicó de manera virtual la Ceremonia de Apertura de Ojos (Kaigen, en japonés), un ritual en el que se consagran y dotan con ‘un alma’ las estatuas o imágenes pintadas de Buda. La practicó el abad del monasterio de Eiheiji, Minamizawa Zenji, líder espiritual del budismo zen, quien no pudo salir de Japón a causa de las restricciones de viaje implementadas durante la pandemia.

Entre 4.000 y 5.000 visitantes se dan cita en la plaza Tori del monasterio para contemplar y realizar sus plegarias ante el gigantesco Buda, desde su consagración. 15 estatuas del profeta de menor tamaño rodean a la efigie de gran tamaño.

Fuente: actualidad.rt.com

El Turismo Médico en Argentina potencia su crecimiento

Hivetourism, el portal web para aprender sobre turismo sostenible